camiseta francia 1990

camiseta francia 1990

Me entiendo con él dentro y fuera del campo», fue el cable que le echó Griezmann, meses después de perder en París la final de la Euro’16. Titular en el Mundial-2006 de Alemania, no es llamado durante 18 meses y no forma parte de la convocatoria inicial para el Mundial-2010 en Sudáfrica. Llamado por primera vez en selección en 1988 por Bobby Robson, Gascoigne marcará el fútbol inglés por sus excentricidades pero también por sus lágrimas en la semifinal del Mundial 1990 en la derrota en los penales contra Alemania. Bobby Moore, de amarillo (Wikimedia Commons). Karim nunca volvió a la selección francesa. Su compañero Raúl Albiol aseguró entre risas que muchas veces Casillas sorprende con las camisetas que lleva y «que puede tratarse de un regalo de Karim Benzema». Como en todos los casos, la responsable sería su Federación, que podría ser sancionada e incluso descalificada del Mundial. Recién superados los 100 días desde su llegada al banquillo del Bernabéu, las constantes vitales de su equipo comienzan a ser normales.

Desde su ruidosa renovación de junio, Griezmann dobla el salario anual de Benzema, próximo a los nueve millones netos, a punto de cumplir una década desde su llegada al club madridista. La pausa antes de las decisiones es una de sus virtudes. Dinamarca. La marca danesa Hummel es una de las favoritas de los expertos en equipaciones. Sin usar cuadros rojos y blancos, es inmediatamente identificable como una camiseta de Croacia. Graeme Bachop jugó 31 partidos internacionales como medio melé de los All Blacks. Se lesiona de nuevo en 1994 y está ausente un año y medio. Así, la primera equipación de Nigeria recuerda a la que las águilas verdes llevaron en el Mundial de 1994 (es decir, que con Nigeria, Nike se ha hecho ‘un Adidas’). Bueno, en realidad, ya se conocían, sólo que en 2014 ambos defendieron juntos por primera vez la azulada camiseta de Francia. Dos argentinos que defendieron juntos la albiceleste y, además, defendieron los colores del Atlético. «Tenemos la relación de ser argentinos y de encontrarnos en muchas lugares en cenas y almuerzos. En la segunda equipación han metido un tono fluorescente, que debería ser erradicado para siempre del diseño futbolístico, pero el tono del verde es bastante elegante y el diseño es original.

Del segundo me gusta el detalle de que las mangas sean negras por detrás pero no por delante. El equipo de Deschamps se había encargado de que así fuera y, por si existían dudas, Giroud lo proclamaba con su segundo gol, el quinto de Francia, en un remate en el que se anticipó a los centrales islandeses. El uniforme visitante, que vistió la selección argentina ante España en el célebre 6-1 del pasado mes de marzo en el Metropolitano, es negro. A la espera de lo que resuelva el Comité de Conflictos en el que ha delegado World Rugby, parece evidente que Fakaosilea, internacional por Tonga y Rumanía, al imitar a Bachop incumplió el principio básico de «una sola selección». En la Eurocopa ha sido de los argumentos más firmes de su selección desde el principio. Hors catégorie. El cuarto de sus tantos en la Eurocopa lo pone al frente del pichichi. Esta Eurocopa ha cambiado su rol en Francia, sobre todo después del tanto en el partido inaugural, cuando el empate contra Rumanía ponía a los anfitriones en su primera situación embarazosa.

Sensacional fue su pase al jugador del Atlético en el cuarto tanto. Tras la decisión de Griezmann, justo antes del verano, y la de Cristiano Ronaldo, un mes después, ambos son hoy la mente más lúcida y el pie más letal de Atlético y Real Madrid. Su compañero en el Real Madrid ha querido salir en su defensa y ha quitado toda culpa a Casillas en los goles recibidos en el Camp Nou. En menos de media hora, en cambio, Francia la aplastó con dos goles. De los 10 goles en LaLiga de Antoine a la decena de Karim, al que la segunda paternidad, que ahora también asoma para la estrella rojiblanca, y su preparación física superada la treintena le han permitido asumir parte del inmenso vacío dejado por Ronaldo. Es un chico que está capacitado y ha demostrado personalidad, me pone muy contento», fueron los halagos de Simeone que, tras ponerse delante de Mourinho, Ancelotti, Benítez, Zidane y Lopetegui, tendrá la ocasión de medir su temple frente a otro argentino, algo que no ocurría en un derbi desde que Basile (Atlético) y Valdano (Real Madrid) llevaban la batuta de ambos equipos en 1995. Koke, Savic y Costa siguen de baja.